La bandeja Almáciga 294, un semillero con un sistema de ventilación que evita la botritis entre otras enfermedades

Un semillero, también conocido como almácigo o almáciga, es el sitio en el que se siembran y crían los vegetales en su etapa previa a ser transplantados, así como el lugar en el que se guardan y conservan diversas semillas.

Este tipo de soportes suponen un elemento fundamental para que la plántula se desarrolle correctamente. Nuestra bandeja Almáciga 294 favorece el crecimiento vigoroso y saludable de la plántula gracias a que tiene una capacidad superior a las actuales debido a disponer de paredes más delgadas. Además, de esta manera se consigue acortar el número de días en el semillero.

Gracias al diseño octogonal de los alveolos y su cara completamente lisa, las plántulas salen muy fácilmente, consiguiendo de esta forma que no se estresen y, por lo tanto, que no se interrumpa su crecimiento. Esto, además, facilita al plantador su trabajo y asegura que la raíz no sufra daños. De esta manera, el aprovechamiento de las plántulas es mayor, evitando mermas por degollamiento de las mismas.

Otro detalle a tener en cuenta que resulta fundamental es el sistema de ventilación. En el caso de nuestra almáciga éste evita un sinnúmero de enfermedades como puede ser por ejemplo la botritis. Gracias a que cada planta tiene su propio sistema de drenaje y ventilación conseguimos evitar en el semillero los conocidos repasos de riego con la manguera en los bordes de las bandejas, lo que nos evita mucha mano de obra.

También actúa beneficiosamente la ventilación en la época invernal, ya que influye directamente en el reparto del calor, haciéndolo más homogéneo y ahorrando así energía para conseguir la misma temperatura en todo el semillero. De este modo ahorramos mano de obra al no tener que mover constantemente las bandejas para abrir huecos entre ella para que ventilen.

Nuestra almáciga ha sido probada y contrastada con éxito en plantaciones de apio, escarola, lechuga, brócoli, coliflor, col, etc. Así como en finas hierbas y perejil sustituyendo con éxito al sistema de “TACO” en estas últimas.

En cuando a su duración, es de 5 años. Pasado este tiempo, al ser totalmente reciclable desde Paléc Ecológico nos comprometemos a cambiar 4 usadas por una nueva, de modo que se el costo de la almáciga en un 25% y evitamos el problema del vertido de las actuales.

Otra ventaja que en ellas encontramos es su facilidad para desinfectar. Basta con una temperatura del agua de 40º centrígrados. Por lo tanto, ahorramos energía también en el calentamiento del agua hasta una temperatura muy superior.

Para consultar la ficha técnica de este producto haz click aquí.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Paléc Ecológico